Absuelto un neonazi alemán acusado de atentar contra inmigrantes

El acusado es un conocido ultraderechista al que se atribuía un atentado con bomba en Düsseldorf en el año 2000.

Escrito el 01 Aug 2018
Comment: Off
Un tribunal alemán absolvió este martes (31.07.2018) por falta de pruebas a un neonazi acusado de perpetrar un atentado en Düsseldorf en el año 2000 en el que resultaron heridos diez inmigrantes. La Audiencia de Düsseldorf (oeste de Alemania) falló en favor del sospechoso, Ralf Spies, de 52 años, al que se juzgaba de doce intentos de homicidio con motivación racista y haber hecho explotar una bomba junto a la estación de trenes de Wehrhahn el 27 de julio de 2000. El tribunal siguió la petición de absolución de la defensa, pese a que el fiscal jefe, Ralf Herrenbrück, había solicitado cadena perpetua por el odio racista que presuntamente motivaba al sospechoso y el abogado de la acusación particular Juri Rogner había advertido frente al "peor error legal de la historia de Düsseldorf". La sentencia asegura que los testimonios de los testigos eran contradictorios y las evidencias escasas. En el lugar de los hechos no se pudieron hallar trazas del ADN del acusado. Además, el ultraderechista negó al inicio del juicio haber cometido el atentado o conocer quién lo había llevado a cabo, a pesar de haber alardeado de estar involucrado en los hechos en unas comunicaciones que se le intervinieron. El acusado, que tiene tatuada una cruz gamada y una fortaleza nacionalsocialista, es un conocido ultraderechista que regentaba una tienda de material militar cerca de la escena del atentado. Spies fue investigado por las fuerzas de seguridad poco después del atentado, pero no se halló nada que le incriminase. Una investigación paralizada durante diez años La investigación estuvo paralizada durante años y se reactivó tras el escándalo de la célula terrorista neonazi Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), que asesinó a diez personas a lo largo de una década en Alemania, por si el caso pudiese tener alguna relación. Entre los diez heridos, todos ellos inmigrantes de Europa del Este, había una mujer embarazada -que perdió el hijo que esperaba y sufrió la amputación de un pie- y su marido, al que la metralla dejó en estado crítico.
Redacción Deutsche Welle
Agencia Noticias DW
Acerca del Autor

Related Posts

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com