Aaron Schlossberg asegura que no es racista

Aaron Schlossberg asegura que no es racista: la disculpa del abogado de Nueva York que increpó a los empleados de un restaurante que hablaban español

Escrito el 23 May 2018
Comment: Off

Se dijo que lo que provocó su ira fue que los empleados del restaurante en Manhattan estaban hablando español. Hace unos días Aaron Schlossberg amenazó a esos mismos trabajadores con llamar al Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés). "Supongo que son indocumentados, así que mi siguiente llamada será al ICE para que cada uno de ellos sea expulsado de mi país" , aseguró gritando.

"Si ellos tienen los cojones de venir aquí y vivir de mi dinero -yo pago sus prestaciones, yo pago para que puedan estar aquí- lo mínimo que pueden hacer es hablar inglés", dijo Schlossberg. El incidente protagonizado por este abogado de Nueva York, ocurrido la semana pasada, fue grabado con un teléfono celular y de inmediato fue difundido en redes las redes sociales. Muchos usuarios calificaron de racista al abogado e incluso el alcalde de Nueva York, Bill De Blasio se pronunció sobre lo ocurrido. La prensa local informó que el dueño del edificio donde Schlossberg tenía su despacho canceló el contrató de alquiler y el viernes, como forma de protesta por lo ocurrido, cientos de personas se reunieron frente a la casa del abogado para ver tocar a una banda de mariachis. Este martes el abogado publicó una declaración en la que dice que el video no muestra su "verdadero yo" y pide disculpas a la gente que insultó. En su cuenta de Twitter, Schlossberg afirma que "lamenta profundamente" el incidente y agrega: "Lo que el video no muestra es mi verdadero yo. Yo no soy racista". Y aunque no rechaza las afirmaciones que hizo en el restaurante, sí reconoce que su conducta fue inapropiada. "El verme a mí mismo en internet me abrió los ojos", escribe. "La forma como me expresé es inaceptable y esa no es la persona que soy yo". "Veo que mis palabras y acciones lastimaron a personas y lo lamento profundamente", asegura. Y continúa explicando que se mudó a Nueva York debido a su diversidad, y dice que "adora" al país y a la ciudad es "por sus inmigrantes". Las declaraciones del abogado al parecer no convencieron a muchos. El diputado demócrata de Nueva York Adriano Espaillat, nacido en República Dominicana, y Rubén Díaz Jr., presidente del distrito del Bronx, presentaron una querella en el Sistema Judicial Unificado del Estado de Nueva York contra Schlossberg la semana pasada.

Acciones contra el abogado

Ambos indicaron que piensan que, como abogado, Schlossberg debe ser amonestado por el sistema judicial por la conducta que mostró en el video. El martes, al conocer la disculpa, Espaillat le dijo al New York Times que esta era "demasiado pequeña" y llegó "demasiado tarde". Espaillat también se refirió a otros dos videos que comenzaron a circular en redes sociales en días recientes en los que se ve a Schlossberg en otros arrebatos públicos. En uno Schlossberg aparece gritando y maldiciendo en una protesta de los que parecen ser afiliados al movimiento alt-right, luciendo una gorra con la consigna de campaña de Donald Trump "Haz a Estados Unidos grande otra vez". En el otro video se le ve diciéndole a un vloguero de YouTube: "Feo y jodido extranjero". "Claramente, este es un patrón de conducta que ha tenido", le dijo Espaillat al New York Times, "y esta es la primera vez que lo atrapan". La diatriba de Schlossberg en el restaurante de Manhattan provocó la indignación de activistas que señalan que este tipo de manifestaciones refuerza el estereotipo de que quienes hablan español en Estados Unidos no son ciudadanos de ese país. En el sitio web de la firma que él fundó, Schlossberg indica que ofrece servicios en cuatro idiomas, incluido el español. "Prejuicio inherente" Según Espaillat, lo más problemático del video es que éste muestra un "prejuicio inherente" del abogado,lo cual podría ser preocupante si éste tuviera que representar legalmente a alguien que hable español. "¿Qué ocurriría si las cosas no salen bien para ese cliente en particular?", plantea el diputado. "Ese cliente puede asumir que eso se debió a lo que (Schlossberg) siente sobre la gente que habla otro idioma". El reglamento de conducta profesional del Sistema Judicial Unificado de Cortes de Nueva York estipula que los abogados pueden enfrentar consecuencias por varios tipos de mala conducta. Estos incluyen mantener un "comportamiento que es perjudicial para la administración de justicia", establecer o implicar una incapacidad que pueda influir inapropiadamente en cualquier órgano legislativo o funcionario público, y sostener "en cualquier conducta que refleje adversamente la aptitud de un abogado para ejercer como abogado". Después del incidente la semana pasada se informó que la Comisión de Derechos Humanos de Nueva York se presentó en el restaurante el viernes para indicarles a los empleados cómo presentar una denuncia.
BBC MUNDO
Acerca del Autor

Related Posts

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com